• La cultura de piedra
    La cultura de piedra
    17 de Mayo de 2017 a las 10:45

    La base de Gazzambo Gallery es la escultura de piedra de Zimbabue. En Rhodesia, la actual Zimbabue, surgió en la década de los años 50 una nueva manifestación artística: una escultura tallada a mano hecha con monolitos de piedra.

    Aunque durante mucho tiempo se ha conocido como Escultura Shona, ya que la mayoría de los artistas pertenecían a esta tribu, actualmente se conoce como Escultura de Zimbabue puesto que los escultores proceden de distintas tribus o países.

    Pasaron muchos años hasta que se reconoció el paso entre el arte africano tradicional y el arte africano contemporáneo. El impulsor del movimiento de la escultura de piedra de Zimbabue fue Frank McEwen.

    En el año 1954 el gobierno blanco de Rhodesia planeó la construcción de un museo y para ello contrató como consultor a Frank McEwen, quien dos años después fue nombrado director del Museo Nacional para crear una colección formada con piezas del “primer mundo”. No obstante, McEwen se dio cuenta de forma inmediata del potencial que tenían los indígenas que le rodeaban y decidió establecer en el sótano del museo y de forma clandestina un "taller escuela".

    En cuanto a la biografía de Frank McEwen cabe destacar que siempre estuvo rodeado de arte desde su infancia, puesto que su padre fue un gran coleccionista. También vivió influenciado por los años que vivió en París y estudió en la Sorbona. 

    McEwen se encargó de organizar la primera exposición de Henry Moore y de otros famosos pintores impresionistas. De hecho, Picasso, Matisse, Brancusi, Braque y Leger fueron íntimos amigos suyos.

    Tras su estancia en París, acabó decepcionado profundamente de la escena artística de la ciudad, que describió como “La edad de la trivialidad”. 

    Apoyó y fomentó la “nueva forma de arte africano" y tras conseguir despertar el interés de coleccionistas y organizaciones internacionales, McEwen estableció su taller escuela en Vukutu, un entorno natural perfecto para proteger la cultura e identidad de los artistas de la globalización.

    Organizó varias exposiciones en París, Londres y Nueva York entre 1971 y 1972 para dar a conocer este tipo de arte y finalmente logró que la escultura de piedra de Zimbabue se reconociera internacionalmente como un arte en sí mismo. Sin embargo y a pesar de sus logros, el Gobierno de Rhodesia obligó a Frank McEwen a dimitir en el año 1973. 

    Tom Blomefield también fue otro destacado personaje en el descubrimiento y desarrollo de este arte. Propietario de una explotación de tabaco que funcionaba muy bien hasta que en 1966 debido a las sanciones internacionales impuestas a Rhodesia, se dio cuenta que no podía seguir manteniendo a sus trabajadores.

    Fue entonces cuando descubrió que en una zona cercana a su explotación, próxima a Tengenenge había un gran depósito de serpentine (un tipo de piedra muy común en Zimbabue). Como era conocedor de las habilidades tallando madera de sus trabajadores se le ocurrió la idea de fomentar su lado artístico tallando piedra.

    De hecho, de este entorno de Tengenenge surgieron grandes artistas como Dominic Benhura, que cuenta con gran prestigio internacional.

    Roy Guthrie es otro de los grandes personajes que continuó impulsando este arte. En 1977 se convirtió en el fundador de Chapungu Sculpture Park. Desarrolló un papel muy importante ya que el periodo de creatividad se vio interrumpido durante diez años debido a las presiones internacionales y a los conflictos internos. Durante esta época, Guthrie continuó animando y ayudando a los artistas para que no abandonaran su creatividad. Gracias al establecimiento de la independencia de  Zimbabue en 1980 estos tiempos difíciles se terminaron.

    Debido a su perseverancia y al gran talento de los artistas, cuentan hoy en Chapungu con una rica herencia y una importante colección de esculturas. Esto supuso un enorme impacto en la segunda y tercera generación de escultores.

    Actualmente, la escultura de piedra de Zimbabue ocupa un lugar crucial y privilegiado en el arte africano contemporáneo.