Nacido en Murehwa en 1968. Todas las esculturas de Dominic conservan las raíces del pasado, y nos muestran siempre un absoluto respeto a las tradiciones, al ser humano y a la naturaleza. 


Sus temas muy diversos, pero sus últimas esculturas son testigo de su tema preferido, niños y madres, a las que dota de una extrema sensibilidad y expresividad, revelando su lado más emocional y el gran valor que le da a la familia.


Está considerado como uno de los líderes de la segunda generación de escultores de Zimbabue.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted